3.3.19

08/03/19


25.2.19

Pyke Koch

Pieter Frans Christiaan Koch, conocido como Pyke Koch (1901-1991), junto al también pintor Carel Willink encarnan los principales representantes de lo que se llamó Figuración Mágica Holandesa.

El gran contorsionista (desfile de circo).1957.

Su pintura recoge la tradición renacentista y posteriormente barroca en una exhaustiva atención por los detalles sobre los que desarrolla una amplia gama; posiblemente esa dedicación por el enmascaramiento del signo esconda la transcripción de mensajes de carácter secreto. No es extraño pensar en referentes como El Bosco o Brueghel.


Pero no solo eso, su trabajo parece materializar correspondencias con otros periodos y artistas de la historia como con el indudable tratamiento pictórico de Piero dela Francesca, Masaccio y Mantegna. 

Amigo de Gerrit Rietveld, también admiraba a Charley Toorop, René Magritte, y al italiano Giorgio de Chirico. 

La atmósfera misteriosa que emana su pintura nos embriaga transmitiendo inquietantes emociones. Somos inmediatamente transportados a su mundo. Sus pinturas ofrecen una combinación única de exquisitez técnica, representaciones arrebatadoras, delgadas bisagras entre el continente y el contenido. Los significados ocultos y los sutiles juegos de palabras, las metáforas y alegorías, los objetos cuidadosamente escogidos, todo ha sido seleccionado deliberadamente.

La relación de amistad con Ernst Voorhoeve fundador de Verdinaso, afecto a Benito Mussolini, y su posterior afiliación, aunque lo abandonará después tras su fusión con el partido nazi holandés NSB,  enturbió su biografía hasta en final de sus días, aunque no en el talento de su maravillosa obra.

L. M. Iglesia

28.1.19

Máscara y diegésis_Fotografías de Nadia Lee Cohen

Con películas de cabecera como Los pájaros de Hitchcock, Blue Velvet de David Lynch, Gummo de Harmony Korine, Pink Flamingos de John Waters y The Shining de Stanley Kubrik, entre otras del cine británico y americano de los ´50, ´60 y ´70 Nadia Lee Cohen explora los roles de la mujer en un permanente conflicto histórico, cultural social y antropológico entre su potencia y su fragilidad.




























Nadia Lee Cohen (15 de noviembre de 1990) comenzó a estudiar fotografía en 2011 en el London College of Fashion. En 2012, con su retrato American Nightmare, inspirado en una escena con un disfraz de perro de The Shining consiguió el premio Taylor Wessing Portrait de la National Portrait Gallery. Continuó estudiando para obtener un master en fotografía de moda en el London College of Fashion. 

Impulsada por su pasión el proceso diegético cinematográfico y por los recursos narrativos del cine y la fotografía cinematográfica, reunió accesorios y enseres de los años 60 y 70 en su propia casa para la elaboración de escenografías surreales cercanas a la cosmogonía de David Linch, experimentando con lo que hoy es la raíz de sus producciones.























En 2014, ganó un premio Better Lives Award del London College of Fashion, que le permitió viajar a lo largo de la costa californiana y que le supuso el descubrimiento in situ de su paisaje legendario, insólito y extraordinario, magma de su inspiración. Su trabajo se exhibió en una exposición en la Victoria House Gallery en Londres, en él acentúa el ocaso glamuroso de los años 50 y 60 en Estados Unidos. Sus personajes semidesnudos, brutalmente estereotipados parecen elevarse como ángeles masacrados en su visión de la naturaleza humana.

En 2015 Nadia Lee se graduó en el London College of Fashion y viajó por segunda vez los USA para emprender su serie 100 Naked Women en respuesta a la progresiva censura cultural a la representación del cuerpo femenino. Modelos y escenarios cuidadosamente seleccionados dan forma a un imaginario denso y poliédrico que con maravillosos reflejos y exquisitas reminiscencias fílmicas, divulgaciones cinematográficas, roles, poses, contextos, tramas, tipologías, tipos y arquetipos, verdades y medias verdades, que nos permiten deliciosamente mecernos.

Luis M. Iglesia

www.nadialeecohen.com