14.6.12

¿FUERON LOS NEANDERTALES LOS PRIMEROS ARTISTAS DE EUROPA?


Los caracteres de los antepasados: de más de 37. 300 años. Un artista se expresó con su mano y tinta roja, seguramente espolvoreando pigmento de origen animal dejando su impresión en la cueva de El Castillo en España. Foto:Pedro Saura

El arte prehistórico, con obras maestras en Altamira y Ekain, en España, y Lascaux y Font de Gaume en Francia, emergió hace unos 10.000 años antes de lo que se admitía hasta ahora, según da a conocer un artículo firmado por especialistas británicos, españoles y portugueses, según anuncia la portada del último número de la revista “Science”.


Los círculos rojos: Algunas de estas pinturas son más de 40.000 años - son las pinturas rupestres más antiguas de Europa.Foto:Pedro Saura

Este retroceso en el tiempo hará cambiar los textos de historia pero además encarna, según los autores que las primeras pinturas y grabados pudieron ser neandertales. La llegada del carbono 14 y la afinación de esta técnica -que es destructiva-, brindó la oportunidad de fechar algunas de las figuras, pero solo aquellas realizadas con carbón vegetal, pues este método únicamente sirve para datar materia orgánica. Quedaban fuera las pinturas rojas o de otros colores y los grabados. Otras técnicas, como la termoluminiscencia, permiten fechar con no mucha precisión la costra de calcita que en ocasiones cubre las figuras.


Las estructuras en forma de alas de acuerdo con las nuevas fechas, es de más de 35.600 años. Foto:Pedro Saura

Ahora la afinación del método del desequilibrio de series de Uranio, que se usa en estudios paleoclimáticos, permite fechar un abanico de representaciones mucho más amplio y con un grado de precisión insólito a partir de muestras diminutas, de apenas 10 miligramos, que además no son de las propias figuras: las muestras datadas son de la calcita formada por encima y por debajo de los grafismos. Es la técnica que han aplicado los científicos coordinados por el doctor A. Pike, de la Universidad de Bristol en una cincuentena de pinturas prehistóricas repartidas en once cuevas cántabras y asturianas, entre ellas, algunas declaradas Patrimonio Mundial por la Unesco: Altamira (Santillana del Mar, Cantabria), El Castillo (Puente Viesgo, Cantabria) y Tito Bustillo (Ribadesella, Asturias).

Foto:Pedro Saura

Este proyecto se viene desarrollando desde 2005 con la Universidad de Bristol, y la toma de muestras y las dataciones se llevaron a cabo entre 2007 y 2010. "Ha sido un trabajo metodológico muy importante para la problemática cronológica del arte, pues se trataba de obtener un método no destructivo que trabajase con muestras muy pequeñas y que diese resultados de máxima afinación", explica Marcos García Díez, profesor de prehistoria de la Universidad del País Vasco, miembro del equipo científico que ha realizado la investigación y coautor del artículo de “Science”. "Se trataba de intentar definir el arte más antiguo, e intentar saber si la exclusividad de los “sapiens”, de los humanos modernos, en cuanto a su autoría era cierta o no". "Se escogieron pinturas aparentemente más antiguas, que estuvieran cubiertas por una costra de calcita por encima y por debajo", explica García Díez. "El método, que se aplica sobre muestras de la costra y no de la pintura, da la antigüedad de la calcita". Es decir, si una figura está pintada debajo de una capa de calcita de 20.000 años de antigüedad, significa que se pintó antes de esa fecha, que es cuando empezó a formarse esa capa. "Y ese antes pueden ser diez minutos o 10.000 años. 

Foto: Rodrigo de Balbín, Behrmann

Este sistema permite definir límites temporales para cada figura sobre la que se ha trabajado si tienes la fecha de la capa de debajo de la pintura y la de encima". Algunos de los resultados han sido sorprendentes por su antigüedad. "Curiosamente, los más llamativos se han obtenido en cuevas famosas, entre ellas Altamira", comenta García Díez. En esta cavidad la fecha más llamativa ha salido del famoso techo de los bisontes, aunque no pertenece a ninguno de estos, sino a un signo abstracto de color rojo. La costra que lo cubre tiene unos 35.600 años de antigüedad, lo que significa que esa es la edad mínima del dibujo. Esto quiere decir que la cueva se convirtió en el lienzo de los primeros artistas 10.000 años antes de lo supuesto hasta ahora, y que la cueva fue revisitada y pintada numerosas veces en un arco temporal que abarca más de 20.000 años. 


Paleta de colores: los pueblos del paleolítico utilizaron esta piedra como paleta para la mezcla de colores durante un periodo de más de 15.000 años. Foto: Alistair Pike GT

En El Castillo también se han obtenido dataciones muy llamativas. Así, un gran punto rojo pintado, que forma parte de una hilera de discos similares, tiene una antigüedad mínima de 40.800 años, por lo que se han convertido en las muestras de arte rupestre más antiguas conocidas en Europa, 7.000 años más que el “récord” anterior ostentado por una pintura de la cueva francesa de Chauvet, "algunas de cuyas figuras fueron fechadas mediante radiocarbono y tienen unos 32.000 años", como recuerda García Díez. 

Foto:Pedro Saura

También en El Castillo, unas manos negativas, es decir perfiladas espolvoreando pigmento rojo sobre la extremidad apoyada en la pared, han resultado tener unos 37.300 años. Podrían ser manos de hombres y mujeres neandertales. En Tito Bustillo, dos figuras antropomorfas rojas se realizaron entre hace 35.500 y 29.600 años. En este caso, las dataciones son de la capa que sirve de base a las figuras y la que las cubre: "Es como un sándwich” cronológico, con la pintura entre ambas capas y sus correspondientes fechas". 

Foto:Pedro Saura

Como explica A. Pike, "la evidencia de presencia de humanos modernos en el norte de España se remonta 41.500 años atrás, y antes que ellos estaban los neandertales. Nuestros resultados muestran que los seres humanos modernos llegaron con la pintura como parte de su actividad cultural o que la desarrollaron muy poco tiempo después, tal vez en respuesta a la competencia con los neandertales. O tal vez el arte es arte neandertal". Fuente: elcorreo.com
Ahora no podemos descartar por completo que los neandertales, que coincidieron con la llegada del Homo sapiens en el norte de España, hayan participado de alguna manera en la creación de las primeras representaciones. REPRESENTACIONES, con mayúscula

Sabemos que los neandertales desarrollaron formas de representación en sus cuerpos con primitivas técnicas de embellecimiento con colgantes de huesos y conchas, y seguramente que aplicaron técnicas de coloración sobre sus cuerpos, por tanto no sería ninguna sorpresa que fueran ellos los primeros pintores de Europa.

Maria Church

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada