16.5.10

Nancy Baker











Baker ha demostrado su habilidad para trabajar en un peligroso territorio cercano al kitsch. Aunque la frontera del kitsch es muy imprecisa, Baker se las arregla para mantener una postura integra y firme.

Como sabemos la línea de exploración en torno al kitsch nos ofrece un terreno de arenas movedizas, de dudoso gusto y riesgos ilimitados, pero ella consigue, con consistencia, deleitarnos con las mieles de lo prohibido, la subversión ante la arrogancia del “buen gusto”, de lo políticamente correcto, increpando la hegemonía de determinadas actitudes intelectualmente dominantes y sus alambicadas dialécticas entre lo bueno y lo malo, lo válido y lo no válido.

Baker es una pintora con grandes conocimientos académicos, y conocedora de depuradas técnicas académicas; gracias a eso sus trabajos nos sorprenden, porque hurgan y diseccionan, a través de un trabajo impecable, esas zonas limítrofes, entre el arte y el kitsch. Y ya se sabe de la productividad de esos lugares,…, zonas cálidas de las fosas abisales.

Luis María Iglesia

NANCY BAKER - Home

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada