10.2.15

Nicola Verlato_Dibujos_ Precipicios neobarrocos 2.0

Nicola Verlato nació en Verona, Italia, en 1965. Comenzó a pintar muy joven, su educación artística fue bastante heterodoxa, entre los 9 y los 14 años pasó todos los veranos en el estudio de un monje-pintor (Frey Terenzio) en el monasterio cercano a su pueblo en el noreste de Italia, él mismo considera que fue el lugar donde aprendió a dibujar de forma académica. Nicola estudió arquitectura en la Universidad de Venecia, donde vivió durante casi 13 años pintando retratos y escenas alegóricas de la aristocracia local y los extranjeros adinerados que viven en esa ciudad. Durante este período en Venecia trabajó en casi todo lo que estaba conectado con el dibujo: escenografía, decoraciones temporales, ilustraciones, cómics, etc. Más tarde comenzó a interesarse por el arte contemporáneo e inició una serie de muestras individuales y colectivas en galerías de arte de Italia y el extranjero. 

Después de pasar 7 años en Milán, y con un amplio reconocimiento en toda Italia, en 2004 decidió trasladarse a la ciudad de Nueva York. En estos últimos años sus trabajos en estado presentes en galerías de Nueva York y en varias galerías y museos de Estados Unidos, Italia y Noruega, pero también en la India, así como en Alemania, Holanda y otros países de Europa. En la Bienal de Venecia de 2009 participó como representante del Pabellón italiano. Desde 2011 Nicola Verlato vive y trabaja en Los Ángeles.
















Su obra está llena de tensiones compositivas y movimiento que a veces parecen engullir los propios formatos, deudoras de la gran pintura barroca. Pero también sus fuentes de inspiración están en las nuevas tecnologías, los vídeosjuegos y el uso de software 3D. “No me preocupa la realidad en si misma -dice- Estoy interesado en la forma en la que la percibimos y manipulamos a través de modelos y representaciones.” 

Las pinturas de Nicola Vernato están cargadas de fuerza y dramatismo, con una violencia explícita en muchas ocasiones, y con una marcada carga sexual en otras. Vernato compone su obra como guiones de cine con relatos desde múltiples puntos de vista, unido a la tradición del tenebrismo italiano donde se dramatizan las escenas usando los espectaculares efectos lumínicos del claroscuro. Los colores son vivos, con efectos de múltiples focos de luz que crean otras tantas zonas de sombras. Las figuras nunca aparecen estáticas, son captadas con un movimiento exagerado para darle fuerza a la escena. 
Trata las escenas de la vida cotidiana como imágenes distorsionadas usando un amplio repertorio de efectos de luz. Las composiciones son complejas, adoptando perspectivas insólitas de forma que los volúmenes se distribuyen de manera asimétrica. 

La dinámica del espacio, la visión de las escenas en profundidad, la estructuración de las composiciones mediante diagonales y estructuras circulares o espirales, configuran un espacio como algo dinámico, “Siempre me han gustado las estructuras narrativas no-lineales, complejas y estratificadas, de la polifonía y el contrapunto en la música a las más envolventes composiciones en la pintura. Por eso nunca me ha gustado la ópera, y prefiero un Mottetto de Josquin Desprez a un Notturno de Chopin.”,..., “Cuando vi un vídeo-juego por primera vez, entendí de inmediato que representaba la posibilidad de salir de debajo de la estética del siglo XIX, de las novelas que (a través de películas y música romántica) ha sido el formato dominante en el arte durante los últimos dos siglos. Durante esa fase la pintura sufrió mucho, hasta el punto de que casi desapareció en el siglo XX: en tal contexto, no podía ayudar pero sería el débil enlace en el sistema.”

Maria Church

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada