11.4.09

FIN - Marina Nuñez. MUSAC

En el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León MUSAC, se muestra "FIN", el último trabajo de la artista palentina Marina Nuñez.

Hasta el 21 de junio podremos ver en las salas 2.1-2.2, la muestra "FIN", comisariada por Tania Pardo.
La muestra se compone de más de veinte vídeos y una gran instalación pictórica en torno a la nueva condición humana o pos-humanización, según la cual atendería a un proceso de superación de algunas características de lo humano que han perdido funcionalidad. Núñez nos introduce en un mundo devastado, poblado por larvas insólitas y mares devastados, una escenografía apocalíptica que nos recuerda a algunos pasajes del Bosco.

Núñez rastrea lo que podríamos llamar la nueva condición del cuerpo humano como yuxtaposición tecnológicamente viable de elementos de la ingeniería genética y de mecanismos electro-químicos de base biológica o nanotecnológica. La unidad e ideal del cuerpo se transmuta para pasar a ser un ensamblaje, una porosa y compleja red de elementos inestables en un cuerpo híbrido cuyas fronteras se disuelven entre las redes de información y el mundo.



La muestra se organiza en torno a cuatro polos, comenzando con la proyección, en cuatro pantallas de plasma, de cráneos mutantes de cristal negro que reflejan, distorsionándolos, distintos rostros, reflexión sobre los límites entre la normalidad y la deformidad.


El vídeo titulado Ocaso recorre un paisaje marítimo con restos corporales, embotellados en columnas de vidrio que ocupan filas en lo que parece una necrópolis infinita. La siguiente instalación se compone de ocho proyecciones, el Hombre de Vitruvio, de Leonardo, se ha metamorfoseado en un ser anómalo que arde, fin de la razón y del hombre universal, que no es otra que fin del ideal.


La cuarta instalación consiste en once proyecciones, las imágenes de unas calaveras deformes aparecen como fósiles erosionados por el tiempo. En su interior parecen palpitar parásitos, en lo que sería un germen de nuevos seres. Una arqueología del futuro.


La última instalación, en clave pictórica, también está realizada digitalmente ofreciéndonos una perspectiva basada en las pinturas de El Bosco que nos embute en un mundo en donde el ser humano sólo es un vestigio –una ciudad en ruinas. Una distopía en la que la se ha producido una absoluta desintegración de una era precedente ciberpunk.

Luis María Iglesia

MUSAC ::: Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León



“Las histéricas, medusas, momias, monstruas o cíborgs, que pertenecen a ese bando de los anormales, son sin duda una redundancia, un añadido de locura, perversidad, enfermedad o monstruosidad para aquellas que ya son definidas como poseedoras de una razón escasa y turbia y de unos cuerpos grotescos y descontrolados. En ese sentido, intentan poner en evidencia que el cuerpo e identidad femeninos son anómalos según la mirada masculina que los ha construido. La representación de lo monstruoso, de lo disonante, de lo repudiado es, como explica Remo Bodei, una forma de denunciar la violencia excluyente del canon, que bajo su apariencia bella e inocua esconde la persecución implacable de lo diferente.”

Marina Núñez



Podéis visitar su página de YouTube donde encontraréis más videos


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada