11.5.08


21 de Noviembre de 1969
El laberinto aumenta, nos acompaña el ruido grave de nuestro sistema arterial y el sonido agudo y eléctrico de nuestro sistema nervioso como nos recuerda John Cage, por el silencio y el vacío discurren millones de elementos, somos corriente, nada nos separa.
Maria Church

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada