6.11.08

MAGICK+Myth of the Near Future+ Klaxons+Emulsión+Electropop+Ciencia ficción

Klaxons. Emulsión Electro pop - Ciencia ficción

"Klaxon” proviene de una palabra griega que significa gritar. Los Klaxons arrastran a hordas de jóvenes con indumentaria similar a la de ellos, que acuden a sus conciertos agitando varitas fluorescentes al ritmo furioso del “pogo”. "Creo que a diferencia de cualquier otro grupo, solamente lo hacemos” confiesa James Righton de Klaxons. Y es cierto que la mezcla indie pop de los 80, con cierta vena rave, aprovechando el nicho nu-rave de los 90, unidos en gran medida a la imagen - mezcla de imágenes siderales de sensibilidad vanguardista- y a su verdadera fuerza , que es ante todo su increíble energía de rock, convierten a los Klaxons a través de su primer álbum “Myth of the Near Future” (repleto de referencias como el Manifiesto del Futurismo, los futuribles del escritor J.G. Ballard o el esperpéntico ocultista Aleister Crowley) en algo..., se oye decir que con los Klaxons, en algo que está a punto de ocurrir.






En el tema “Magick”, más que un himno al ocultista Alastair Crowley* debemos pensar en la reaparición ritual del personaje en la escena indi, y debe entenderse como una dedicatoria a la zona oscura en la que grandes músicos se inspiraron.


*Antecedentes en Los Beatles con la imagen de Crowley en su disco '”Sergeant Pepper's Lonely Hearts Club Band', los Rolling Stones que se inspiraron en él en la canción “Simpathy for the Devil”, Led Zeppelin, cuyo guitarrista Jimmy Page compró su casa de Boleskine y llamó a su sello "Swang Song” en alusión a Paramahansa, uno de los multiples nombres de Crowley, que significa “divino cisne”. Además de grupos también inspirados por Crowley y thelema como Ozzy Osbourne, Current 93, Fields of the Nephilim, COIL y John Balance, TooL, Coph Nia, etc.


“Primer Manifiesto Futurista. 1909.


1. Nosotros queremos cantar el amor al Peligro el hábito, de la energía y de la temeridad.
2. El valor, la audacia, la rebelión serán elementos esenciales de nuestra poesía.
3. Hasta hoy, la literatura exaltó la inmovilidad pensativa, el éxtasis y el sueño. Nosotros queremos exaltar el movimiento agresivo, el insomnio febril, el paso ligero, el salto mortal, la bofetada y el puñetazo.
4. Nosotros afirmamos que la magnificencia del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva: la belleza de la velocidad.. Un automóvil de carreras con su capó adornado de gruesos tubos semejantes a serpientes de aliento explosivo..., un automóvil rugiente parece correr sobre la metralla, es más bello que la Victoria de Samotracia.
5. Nosotros queremos cantar al hombre que sujeta el volante, cuya asta ideal atraviesa la Tierra, ella también’ lanzada a la carrera en el circuito de su órbita.
6. Es necesario que el poeta se prodigue con ardor, con lujo y con magnificencia para aumentar el entusiástico fervor de los elementos primordiales.
7. Ya no hay belleza si no es en la lucha. Ninguna obra que no tenga un carácter agresivo puede ser una obra de arte. La poesía debe concebirse como un violento asalto contra otra las fuerzas desconocidas, para obligarlas a arrodillarse ante el hombre.
8. ¡Nos hallamos sobre el último promontorio de los siglos!... ¿Por qué deberíamos mirar a nuestras espaldas, si queremos echar abajo las misteriosas puertas de lo Imposible? El Tiempo y el Espacio murieron Ayer. Nosotros ya vivimos en lo absoluto, pues hemos creado ya la eterna velocidad omnipresente.
9. Nosotros queremos glorificar la guerra —única higiene del mundo—, el militarismo, el patriotismo, el gesto destructor dé los libertarios, las hermosas ideas por las que se muere y el desprecio por la mujer.
10. Nosotros queremos destruir los museos, las bibliotecas, las academias de todo tipo, y combatir contra el moralismo, el feminismo y toda cobardía oportunista o utilitaria. (...)
En pie sobre la cima del mundo arrojamos nuestro reto a las estrellas!
¿Vuestras objeciones? ¡Basta! ¡Basta! ¡Las conocemos! ¡Son las consabidas! ¡Pero estamos bien cerciorados de lo que nuestra bella y falsa inteligencia nos afirma!
–Nosotros no somos–decís–más que el resumen y la prolongación de nuestros antepasados.
¡Puede ser! ¡Sea! ¿Y qué importa? ¡Es que nosotros no queremos escuchar! ¡Guardaros de repetir vuestras infames palabras! ¡Levantad, más bien, la cabeza! ¡En pie sobre la cima del mundo lanzamos una vez más el reto a las estrellas!”

F.T. Marinetti, "Le Futurisme", Le Figaro, 20 de febrero de 1909.



Blanca Velasco & Luis María Iglesia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada