11.12.08

John Currin. Exploración manierista del gusto

Heartless, 1997

The Gardeners, 2001

The Fishermen, 2002

La primera reacción que se puede tener ante sus obras es de rechazo. Imágenes ingenuamente masturbatorias de rubias de pechos enormes, deprimentes matronas con vientres desvencijados, y cuerpos extrañamente deformes.

The Bra Shop, 1997

Basta mirar con atención sus pinturas para descubrir que estamos ante un artista muy complejo, con una técnica muy notable y mucha capacidad para la critica social.Sus trabajaos van desde viejos estilos pictóricos (Renacentismo de la escuela flamenca), pasando por Lucas Cranach, así como por el lujo indulgente de Fragonard y Boucher.

The Old Fence, 1999

Rachel and Butterflies, 1999

Este artista parece celebrar el arte malo a través de diversos pintores, en especial los poco conocidos. El mismo dice:”Un artista aprende mucho más de los artistas segundones que de los grandes maestros”.

Su trabajo consiste en retratos kitsch, fusiones de estilos clásicos con elementos de la publicidad contemporánea y un sentido perverso de la elegancia grotesca.Pero lejos de hacer pastiches o caricaturas ingeniosas, Currin trabaja a sus personajes con gran rigor para convertirlos en imaginarios.(seres post-apocalipticos, cyborgs modelados por la cultura de la decadencia, mutantes…)

Thanksgiving, 2003

Currin ha retomado la vieja pero efectiva formula de pintar mujeres desnudas para revelar las emociones y sentimientos masculinos, para explorar la desnudez del espectador.

El artista busca lo amoroso en lo sexual y la dulzura celestial en lo cotidiano. Su trabajo es fresco en innovador.

Stepmother, 2007

En cierta forma sus mujeres podrían ser muñecas Barbie abandonadas al sol del desierto, o bien, se trata de imágenes de la televisión matutina pasadas por el filtro de Courbet.

La fantasía erótica masculina se vuelve inofensiva a la vez que triste y risible. El trabajo de este pintor está impregnado de un denso humor negro.

The Teenagers, 2008

Currin trabaja de modo semejante a los artistas pop que sacaban cosas cotidianas de contexto para convertirlas en algo distinto.
Éste secuestra iconos de la historia del arte para volverlos herramientas para descifrar nuestra realidad y reconocernos en la forma de los seres que se han moldeado a si mismos a través de sus fantasías.

El artista ha creado desde imágenes picarescas de mujeres con senos descomunales (The bra shop) a ancianas con cuerpos agotados y secos.

Monroeville, 2008

En su trabajo ha tratado de plasmar la auténtica naturaleza de la pintura en el intento de borrar las fronteras entre la “buena y la mala pintura”.
Su arte se sitúa en la intersección de lo vulgar y lo sublime, en el terreno donde la insinuación pornográfica y la seducción de la santidad se funden en la fascinación por la pintura misma.

Anniversary Nude, 2008

Currin es uno de los artistas más provocadores y sugerentes de la actualidad, y por supuesto no deja indiferente a nadie que vea sus obras.

Lucia del Amo Aguilar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada