17.6.09

Dr. Lakra


















El grafiti y el tatuaje, entre otras, son expresiones plásticas de raíz marginal y callejera, que adoptadas como un estilo de vida aúnan un sentimiento de libertad y rebeldía contra lo establecido; dos manifestaciones de gran impacto en la estética contemporánea, determinantes en el repertorio visual de los jóvenes, y de su particular manera de apropiarse de la realidad y de su vida misma.

Jerónimo López Ramírez (Oaxaca 1973), mejor conocido como “Dr. Lakra” tatúa sin recato a mujeres exuberantes, pin-ups mejicanas aparecidas en las portadas de revistas de los años 40 y 50.

Inunda con sus tatuajes, murciélagos, cobras, demonios, telas de arañas, calaveras, esvásticas, etc., brazos, piernas, escotes, rostros, nada se salva de su tinta alucinógena. Luchadores y boxeadores también reciben su carga, la iconografía de otra época es retrotraída y fetichizada en un carnaval de lo macabro, ritualizada en un pícaro chile diabólico.

“Dr. Lakra” se inició como un artista del tatuaje en la Ciudad de México, comenzó sus prácticas consigo mismo y sus amigos. "Cuando empecé a hacer tatuajes solía llevar un maletín negro como el que utilizan los médicos. Como estaba con los guantes puestos, con todos esos frascos de tinta y alcohol, la gente comenzó a llamarme médico”. Lacra significa, sin embargo algo así como escoria, vicio. También el término puede referirse a una mancha, cicatriz, laceración o pústula resultante de una herida, así como a un grupo social o individuo vergonzante. La combinación de los significados hace alusión al trabajo de “Dr. Lakra”.

"El tatuaje debe tener un propósito. Tiene que ajustarse al cuerpo, y respetar ciertas reglas. Usted tiene límites. La piel está viva, y puesto que va a cambiar, hay que pensar en ello para hacer un buen tatuaje. Pero cuando pinto no tengo que pensar en esos factores. A veces la gente me pregunta por qué hago dibujos como tatuajes, pero es totalmente diferente".

"Veo mi trabajo, de tatuaje y en otros formatos, como una mezcla de la iconografía de las diferentes culturas y de diferentes lugares. Siempre estoy tratando de hacer frente a esta base primordial. Instintos primitivos como el sexo, la violencia, el grafiti, son innatas en los seres humanos y no están vinculadas a una cultura".

A pesar de las exposiciones en lugares como la Saatchi Gallery, Tate Modern, Art Basel, el “Dr. Lakra” sigue poseyendo algo de misterio. Sólo es posible comunicarse con él a través de la galería de arte colectiva, Kurimanzutto.

Maria Church

kurimanzutto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada