9.7.15

“Mantén el tablero cerrado, de lo contrario podrías enfadarte conmigo”


Díptico, óleo sobre tabla, 58,5 x 44 cm (cada panel). Artista Flamenco anónimo, sobre el año 1520, Galería Wittert. Universidad de Lieja. Bélgica. 

Antes de ser abierto, en el primer tablero que funciona como frontispicio, aparece un personaje sonriente sosteniendo una filacteria en la nos advierte: “Mantén el tablero cerrado, de lo contrario podrías enfadarte conmigo”. 

Si animados por la curiosidad abrimos el tablero, descubrimos en su reverso su descortés trasero flanqueado por una de sus manos con un cardo entre las nalgas, ligeramente atascado por la prenda que ha dejado caer su dueño; en este caso el texto de la filacteria dice: “¡No es culpa mía, te avisé previamente!
En el tablero enfrentado, a la derecha, aparece un hilarante bufón ejecutando una grotesca mueca burlándose de nuestra curiosidad y desobediencia; esta vez el texto añade el proverbio: “Por más que queríamos prevenirte, tú has querido saltar por la ventana”. 



El significado general que hay detrás de las imágenes y del texto hoy día es difícil, dado que muchas de la imágenes estaban conectadas a proverbios y tradiciones orales que hoy se han perdido, pero podemos pensar que el artista y el patrón que encargó el díptico compartían una intención con rasgos humorísticos y moralizantes. 



Aunque este tema en concreto es inusual, es posible encontrar obras parecidas, obras de alcoba, con formato de díptico o tríptico para el disfrute y la reflexión privada, obras de Hieronymus Bosch y Quentin Metsys, a los que se acerca estilísticamente. El carácter moralizante es también muy claro. El cardo asoma entre las nalgas de la ropa y, sin duda simboliza el dolor, la defensa y la misantropía. Los proverbios funcionan como dispositivos que nos protegen de la tentación, de lo prohibido. La iconografía parece confirmarlo, pero plantea la interrogación sobre el azar del tema iconográfico para ilustrar el refrán, o la premeditación de un tema escatológico u homosexual. El cardo posee varios significados simbólicos. Por una parte es doloroso y desagradable pero a la vez puede ser entendido como un mecanismo de defensa. Es también el emblema de la mortificación y de la misantropía. A partir de esto pueden surgir múltiples lecturas. 

Maria Church


Bibliografía

Léon DEWEZ, Les peintures anciennes de la collection Wittert, Liège, 1949 (Bibliotheca Universitatis Leodiensis, n° 2), n° 11, p. 31. 
J. CHEVALIER (dir.), Dictionnaire des symboles, Paris, 1969, p. 174. 
Pascal JOANNES, Etudes par les méthodes scientifiques de tableaux appartenant à la collection Adrien Wittert, Université de Liège, mémoire de licence dactylographié, 1980-1981, p. 167-168. Serge ALEXANDRE, La peinture et la sculpture. La donation Wittert, dans DUCHESNE Jean-Patrick (dir.), Le Patrimoine artistique de l'Université de Liège, Liège, 1993, p. 30. 
Timothy HYMAN, Roger MALBERT, Carnivalesque, catalogue d'exposition, Londres, Hayward Gallery, 2000. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada