21.9.08

CABARET VOLTAIRE EN APUROS . DADA INSUMISO








Prorrumpió a gritos de la boca de Hugo Ball, Tristan Tzara, Jean Arp, Hans Richter, Marcel Janko y otros en el Cabaret Voltaire de Zúrich en el convulso 1916. DADA prendió fugazmente como un intenso incendio mundial, su influencia fue vital y sus huellas prodigiosamente permanentes.


Der DADA Nº 1. Editado por Raoul Hausmann, John Heartfield y George Grosz

DADA surgió como protesta nihilista ante los industrializados asesinatos en masa de la primera guerra mundial, la última contienda combatida entre dinastías imperiales (británica, alemana, austriaca, rusa, italiana, japonesa, etc.) y la primera en utilizar la tecnología moderna: ametralladoras, gas nervioso –ántrax-, tanques, acorazados y aviones.

Durante cuatro meses, desde febrero al inicio del verano, el Cabaret Voltaire fue capaz de concebir y componer todo un pensamiento de respuesta vital. A través de la negación, la duda, la rebeldía, el rechazo y el escándalo subvirtió y perturbó las conciencias de su tiempo, sus manifestaciones y su nuevo alfabeto se encuentran en los orígenes de toda manifestación posterior del arte postmoderno.

“Nació una palabra, no se sabe cómo: Dada. Juramos amistad sobre la nueva transmutación, que no significaba nada y fue la protesta más formidable, la más intensa afirmación armada de la salvación libertad reniego masa combate velocidad oración tranquilidad guerrilla privada negación y chocolate del desesperado”. Tristan Tzara, “Il fait soir”, Cabaret Voltaire, Zúrich, 1916.

Pues bien, hoy DADA, descubridor del montaje fotográfico – cuya eficacia deconstructiva no hay que demostrar-, desarmador díscolo de todos los montajes ilusionistas de nuestra civilización hedonista de pensamiento débil, continúa vigente, permítanme ciertos apuntes, a manera de actos de una sesión que bien podría desarrollarse en el tugurio DADA:

Germany a Winter's Tale. 1917-19. George Grosz

Primer acto - Actualmente el lugar de nacimiento del dadaísmo, puede verse obligado a cerrar sus puertas -a finales de este mes-. El destino del centro está en manos de los votantes de Zúrich que van a decidir si ponen fin a la subvención de 315, 000 CHF al año. La extrema derecha suiza, el Partido Popular Suizo (SVP-UDC) es el impulsor del referéndum Zurich’s not gaga. No taxes for Dada.”, más o menos “Zurich no chochea. No a la subvención para Dada”, aunque tampoco es el único cantón amenazado por su campaña en contra de la excesiva financiación pública de las artes. Bruno Sidler –representante del SVP-UDC en el parlamento de la ciudad Zúrich- se explica: "¿Por qué el público debe pagar por el arte que sólo una pequeña minoría disfruta?”

George Grosz

Segundo acto – Noticia de hoy, sábado 20 de setiembre de 2008, “Las bolsas eufóricas bendicen la intervención pública,..., la Reserva Federal Americana y el Tesoro salen al rescate de de Wall Street”–“Hay que intervenir sólo cuando es necesario. En las condiciones actuales, no sólo está justificada (la intervención), es esencial” George Bush 19 de septiembre de 2008- planteamiento absolutamente antagónico con las premisas y prácticas del neoliberalismo actual que ha llevado el nepotismo, el escandaloso abuso y la desigualdad a límites insoportables. Libremercado, un espejismo privado subvencionado por las arcas públicas.


George Grosz

Tercer y último acto - Por otro lado la estrella del arte- marketing Damien Hirst en tan solo dos jornadas ha vendido obra retrospectiva y nueva (118 lotes de 223) por la despampanante cifra de 200 millones de dólares. Este inglés, neovictoriano y empresario postpunk, mascarón de proa del Brit Art consigue en este remate convulsionar los cimientos del mercado al prescindir de los marchantes y galerías en lo que se supone la inauguración de una nueva era en las relaciones del artista y el vendedor, la obra sale de su consorcio de talleres megapyme” con más de ciento veinte empleados- directamente a la casa de subastas Sotheby's de Londres. Otro espejismo liberal-radical, “del productor directamente al público- consumidor”.

George Grosz

Los bancos caen, el arte triunfa” se escucha, pero los ecos de la memoria se apagan por un sistema y una política que nos envilece.

Luis María Iglesia

cabaret voltaire - dada haus - zurich

International Dada Archive

George Grosz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada