17.6.08

Un Chien Andalou

Un paradigma del cine de arte y ensayo, una obra única y de culto, la cinta se convertiría en el manifiesto fílmico del Surrealismo fue fruto de la combinación de dos mentes desbordantes, Buñuel tenía 29 años y Dalí 25.
Según declaraciones del propio Luis Buñuel, "Un perro andaluz fue un film antivanguardista, nada te¬nía que ver con la vanguardia cinematográfica de entonces. Ni en el fondo ni en la forma (...) también se iba a llamar "Es peligroso asomarse al interior" y "El marista en la ballesta". Escribimos el guión en menos de una semana, siguiendo una regla muy simple: no aceptar idea ni imagen que pudiera dar lugar a una explicación racional, psicológica o cultural (...) hubo 40 ó 50 denuncias en la comisaría de policía de personas que afirmaban que había que prohibir la película por obscena y cruel. Entonces comenzó una larga serie de insultos y amenazas que me ha perseguido hasta la vejez (...) Adoro los sueños, aunque mis sueños sean pesadillas y eso son las más de las veces. Están sembrados de obstáculos que conozco y reconozco. Esta locura por los sueños, que nunca he tratado de explicar, es una de las inclinaciones profundas que me han acercado al surrealismo”.

L.M.I.


Un Chien Andalou. Part I



Un Chien Andalou. Part II

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada